Tipos de celulitis

18/11/2009

Tipos de Celulitis

Aunque la celulitis se puede mostrar de distintas formas en las mujeres, esta dolencia se puede agrupar en clases que nos ayudarán a identificar cuál es la nuestra:

Celulitis generalizada:

La Celulitis generalizada aparece exclusivamente en mujeres con sobrepeso con malos hábitos alimentarios. Comienza en la pubertad y a medida que aunmenta la edad los factores suelen ser cada vez más desfavorables. Los trastornos se incrementan lo que ocasiona importantes cambios estéticos.

Celulitis localizada:

Este tipo de celulitis se la observa en la pubertad y en jóvenes de 16 a 20 años, en casos especiales hasta los 35 años. Las celulitis localizadas originan fenómenos dolorosos, las zonas donde muestra preferencia son el abdomen, las piernas, los muslos, los tobillos, la parte interior de la rodilla, la parte inferior de la espalda, la parte superior de los brazos, la parte superior de la espalda justo de bajo de los hombros.

Cuando aparece en las mujeres adultas, ellas refieren haber tenido piernas con importante adiposidad localizada. Desde los inicios se encuentra el signo de “Piel de Naranja”.

Los sintomas son: Dolor, sensación de pesadez y “síndrome de piernas cansadas”, Edema importante, Dificultad en la movilidad, Dolor espontáneo y provocado.

Celulitis dura:

Este tipo de celulitis no presenta dolor espontaneo ni provocado. Se observa este tipo de celulitis generalmente en deportistas o bailarinas con tejidos firmes y bien tonificados. Se evidencia por la prueba del pellizcamiento con aparición de “Piel de Naranja”.
Debido a una mala nutrición y oxigenación, la capa epidérmica es delgada y de aspecto seco y rugoso. Por eso, en general, coincide con la aparición de estrías a consecuencia de la ruptura de las fibras elásticas de la piel.

Celulitis fláccida:

Este tipo de celulitis se observa como consecuencia del sedentarismo o bien en aquellas mujeres que siempre hicieron gimnasia y luego abandonaron la práctica de dicha actividad física. También se presenta en mujeres que han sido sometidas a distintos tipos de tratamiento, en donde han subido y bajado de peso bruscamente.

Los sintomas de este tipo de celulitis son: Escaso tono muscular que produce deformacione, zonas que se hunden o aplastan a la menor compresión, Al caminar se aprecia balanceo de la masa celulítica, “”Piel de naranja” a simple vista, Fatiga permanente, Debilidad general, Mareos y tendencia a la hipotensión, Nerviosismo, Insomnio, Frecuentemente asociada con: varices, varicosidades, edemas blandos con retención de líquidos.

Celulitis edematosa:

Es mas frecuente en jóvenes y adolescentes, aunque tambien se encuentra en mujeres de todas las edades. En mujeres de edad suele presentarse como piernas gruesas. Se localizada principalmente en los miembros inferiores y la piel presenta a simple vista la típica piel de naranja.

fuente: http://www.mundocelulitis.com

Prevención de la Celulitis

18/11/2009

Prevención de la Celulitis

Prevención de la Celulitis

En la actualidad aún no hay estudios científicos que aseguren que la celulitis puede ser curada.

Es difícil escapar de ella y hasta el presente no hay mejor alternativa para prevenirla o mejorarla que los ejercicios físicos y, entre ellos, la bicicleta. También es recomendable subir y bajar escaleras, trotar, para ejercitar principalmente las piernas y los glúteos que son las zonas donde suele acumularse la grasa en mayor medida. Procurar mantener un peso adecuado y realizar ejercicio físico.

No está demostrado que beber agua o aplicarse cremas resuelva la presencia de la celulitis; por el contrario, tratándose de las cremas, sus resultados son controversiales y si se producen suelen aparecer a largo plazo. Es preciso alertar sobre la mayoría de las cremas anticelulitis y tener cuidado con sus componentes, que suelen ser en buen número (promedio de 22 a 30 sustancias) como la gincobilova o el ácido retinoico; algunas de estas sustancias pueden producir una reacción alérgica, dermatitis de contacto y prurito.

La alimentación que propicia la celulitis suele ser la denominada “comida chatarra”; también el exceso de harinas (abundancia de arroz); también la ingestión de bebidas gaseosas (sodas) por su alto contenido de azúcares, que son captadas por la sangre y que después se acumulan en la epidermis en forma de grasas. Se recomienda que la alimentación no tenga exceso de grasas; que el menú familiar no tenga el ingrediente arroz en demasía, sino más bien las verduras y las frutas.

La endermología (endermology), los masajes, aunque sean enérgicos y dolorosos, puede ayudar en el tratamiento, pero no garantiza la curación; puede mejorar parcialmente, según la naturaleza del paciente y su estado físico general.

La liposucción, que es la extracción quirúrgica del exceso de grasa epidérmica, no resuelve esta afección; pues la acumulación de grasa aparecerá inevitablemente si el paciente no cambia sus hábitos y procura alimentarse sanamente y recurrir a los ejercicios físicos. De igual manera, la mesoterapia tampoco garantiza la solución del problema.

La cirugía suele ayudar en mayor medida cuando se produce el corte o desprendimiento epidérmico de la capa grasosa. Este recurso sólo es recomendable cuando la celulitis ha alcanzado niveles alarmantes que afecta la calidad de vida de la paciente.(2).

fuente: Wikipedia

Fases evolutivas de la celulitis

18/11/2009

Fases evolutivas de la celulitis

Fase 1 – Ectasia circulatoria: venosa, linfática y dilatación de vasos dérmicos. Edema intersticial periadipocitario.

Clínicamente: Pesadez de piernas, la zona celulítica se palpa espesa, infiltrada, menos elástica y más fría, comienza a verse a la presión la “piel de naranja”. Pueden aparecer algunas telangiectasias. Esta etapa es reversible.

Fase 2 – Exudativa: La dilatación vascular aumenta, sale suero desde los capilares hacia el tejido subcutáneo. El edema empuja a las fibras conjuntivas y filetes nerviosos. Hay hiperplasia e hipertrofia de fibras reticulares pericapilares y periadipocitarias.

Clínicamente: A los síntomas de la fase 1, se agrega dolor a la palpación de la zona celulítica. A la presión aparece la “piel de naranja”. Aparecen Estrías y Várices, tendencia a la obesidad y lipodistrofia localizada. Esta fase también puede ser reversible. Periodo de actividad genital.

Fase 3 – Proliferación Fibrosa: Las fibras de dermis e hipodermis sufren una degeneración del colágeno, se forman bloques amorfos que provocan aprisionamiento de los adipocitos llenos de triglicéridos. Se altera el metabolismo celular y se forman “micronódulos”.

Clínicamente: “Piel de naranja espontánea”. La piel está fría, seca y con “pocitos”. Varices superficiales y profundas. Artropatías dolorosas y Lipodistrofia localizada asociada a Estrías nacaradas y Flaccidez. Periodo Premenopáusico, se hace difícil la reversibilidad, salvo efectuar un Tratamiento exhaustivo y sostenido.

Fase 4 – Fibrosis cicatrizal: La Progresiva compresión de vasos y nervios, produce alteración nutricional del tejido conjuntivo, sin alteración real del tejido adiposo que permanece normal en su constitución química. La unión de micronódulos forma el “macronódulo”.

Clínicamente:“Piel acolchonada o capitoné” que se ve a simple vista sin necesidad de presión (nódulos duros e indoloros). Periodo Post menopáusico. Esta fase no puede ser revertida, pero puede mejorarse con tratamiento local y Lipoescultura Ultrasónica.

fuente: Wikipedia